En un comunicado publicado en su página web, el Centro Televisivo católico Tekton ha informado que su canal de Youtube con más de 300 mil suscriptores ha sido reabierto luego de que permaneciera cerrado por falsas denuncias por derechos de autor.

«Hoy 11 de junio de 2019, YouTube, tras haber recibido la retirada de las denuncias a nuestro canal, YouTube reabre el canal católico de Tekton. Damos profundamente las gracias a los hermanos que nos han retirado las denuncias por derechos de autor», informa el editor de Tekton.

En su comunicado, Tekton también agradece a las más de 19 mil personas que firmaron su petición en Change.org y a todos los que estuvieron orando para que reabrieran su canal de Youtube.

Según cuentan en su página web «Hemos recibido testimonios de todo el mundo, testimonios de personas que gracias a nuestro canal católico de YouTube se han acercado más a la Iglesia Católica, personas que estaban pasando momentos difíciles en sus vida y que gracias a nuestro canal, han encontrado un sentido a la vida, personas ateas e indiferentes, que se han acercado a la fe en Jesucristo, gracias a este instrumento, Tekton, un instrumento para la evangelización, un instrumento para acercarse al Amor de Dios».

Una nueva etapa para Tekton

«Para tekton empieza una nueva etapa, una etapa de una renovada ilusión por la predicación del evangelio, una renovada ilusión en la extensión de la devoción a San José por todo el mundo, una renovada ilusión en el triunfo del Corazón Inmaculado de María».

TE PUEDE INTERESAR:  Youtuber Católico nos muestra las Custodias más Feas del Mundo

Por ahora sin monetización

A pesar de que Youtube accedió a reabrir el canal de Tektoon, aún no les han habilitado la monetización de sus videos, por tal razón piden a todos sus seguidores que sigan firmando la petición en Change.org.

Según cuentan «gracias a la monetización del canal tekton ha podido ayudar en muchas obras benéficas, especialmente a Jóvenes de San José, se ha podido sacar a personas que vivían en la calle y darles una vida digna. Hemos podido aumentar las ayudas a personas necesitadas, a familias con pocos recursos, y muchas cosas más, esta labor caritativa ahora se ve en peligro pues YouTube no nos devuelve la monetización del canal».