Y nosotros inventando pretextos para no ir a la Santa Misa ¡Qué vergüenza!

Doña Josefa es una anciana de Piauí, Brasil. Ella ya no tiene fuerza en las piernas para caminar, ni un vehículo motorizado para desplazarse fácilmente. Aún así, ella no deja que eso sea impedimento para asistir a la Santa Misa, así que encontró una forma sencilla para no perderse esa gracia.

Con la ayuda de un familiar, doña Josefa es subida a una carretilla y así es llevada a la Iglesia. Esta historia se dio a conocer a través de la cuenta de Facebook de Mons. Edilson Soares Nobre, obispo de Oeiras, Piauí.

En su cuenta de Facebook, mons. Soares comenta «¿sueles ir a Misa? Si no vas a la Misa dominical, me aflijo, porque me imagino que no fuiste capaz de descubrir la belleza de este misterio».

La tierna imagen ha conmovido a muchos usuarios de redes sociales quienes comentan que «estas santas damas son ejemplo para muchos que se acomodaron… su confianza es manifestada pues en verdad cree en la pasión muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo que vive y reina para siempre».

«Mientras nosotros podemos, a menudo dejamos de ir. Que sigamos el ejemplo de esa mujer de fe y de amor a DIOS».

TE PUEDE INTERESAR:  Estas fueron las 3 Misas más multitudinarias en toda la historia de la Iglesia