Esta tarde un grupo de vándalos ingresó violentamente a la histórica Parroquia de La Asunción en Santiago de Chile. Los delincuentes no dudaron en sacar las bancas e imágenes sagradas del templo para quemarlas y usarlas de barricadas.

Este templo data de fines del siglo XIX y se encuentra a pocas cuadras de la Plaza Italia en el centro de la capital chilena. En ese lugar se realizaba una manifestación en con del gobierno de Sebastián Piñera.

Como parte de la protesta, los manifestantes encapuchados se llevaron del templo algunos confesionarios, pinturas religiosas, estatuas y bancas. También el exterior de la Iglesia se vio afectada con pinturas y frases de intolerancia religiosa como «fuego a la Iglesia».

Fieles católicos en todo el mundo han lamentado los hechos que se dan precisamente cuando en Chile comienza el mes dedicado a la Virgen María y para el cual el Arzobispado de Santiago invitaba a todo el pueblo chileno a pedir la intercesión de la Madre de Dios «por la paz y la justicia».

TE PUEDE INTERESAR:  Jóvenes católicos se unen para limpiar Iglesia vandalizada en Chile