En estos días se ha viralizado en Instagram la cuenta de un «sacerdote» amante del crossfit. En sus redes sociales el «padre» Oskar Arngården suele publicar fotos y videos de sus rutinas de ejercicios y de cuando en cuando una que otra cita bíblica (como la mayoría de influencers en la actualidad). Evidentemente, muchos medios han aprovechado para generar algo de tráfico con títulos como «mira le cuerpo de este cura católico amante del crossfit», «el cura más sexy del mundo está en Instagram», etc.

Pero como en Internet no todo es lo que parece, hoy les vengo a contar algo que la mayoría de medios omite sobre este caso: Este sacerdote no es sacerdote.

Esto se los cuento pensando sobretodo en aquellas piadosas hermanitas que seguían a este muchacho en Instagram buscando algo de contenido espiritual en tan concupiscente red social. Estoy seguro que por eso lo seguían ¿verdad?

El tan popular «@crossfitpriest» no es sacerdote ni es católico. En realidad Oskar Arngården es un pastor de la iglesia luterana Vaksala. Por esa razón en algunas de sus fotografías aparece vistiendo con ropa clerical y revestido para celebrar una misa luterana (que no es una misa real).

La iglesia luterana es una de las tantas divisiones protestantes que surgieron en la época de la reforma hace 5 siglos. Como en muchas otras denominaciones protestantes, sus ordenaciones sacerdotales son inválidas (también sus misas) aunque suelan vestirse como sacerdotes católicos reales.

TE PUEDE INTERESAR:  VIDEO: Sacerdote celebra Misa con ayuda de aparatos médicos