Aunque se suele creer que debemos abstenernos de comer carnes solo los viernes de Cuaresma, en realidad la Iglesia nos pide que extendamos esta práctica a todos los viernes del año. Si quieres saber por qué la Iglesia enseña esto, estás en el lugar correcto.

¿Por qué dejar de comer carne?

Cuando la Iglesia nos propone la abstinencia de carne no lo hace para ponernos a dieta y hacernos bajar de peso (aunque a muchos nos vendría bien eso). La intención de la Iglesia es que hagamos penitencia para demostrar nuestro amor a Dios y para prepararnos para una conversión de corazón, que no es otra cosa que romper con el pecado.

Seamos francos. La mayoría de nuestros pecados tienen que ver con el poco control que tenemos sobre nuestra voluntad. Esto nos lleva a satisfacer nuestro cuerpo de manera desordenada. Por eso debemos entender la abstinencia de carne como un pequeño entrenamiento para que nuestra voluntad se vaya habituando a ser más fuerte que nuestros deseos de complacer a nuestro cuerpo en cosas inapropiadas.

Todos podemos imponernos algún tipo de penitencia corporal para ejercitar nuestra voluntad: abstinencia de redes sociales, cerveza, horas de televisión, videojuegos, salidas, etc.

Sin embargo, como somos parte de esta gran comunidad llamada Iglesia, tenemos prácticas penitenciales en común. Así lo plantea el Código de Derecho Canónico:

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Por qué la Semana Santa cambia de fecha cada año?

«Todos los fieles, cada uno a su modo, están obligados por ley divina a hacer penitencia; sin embargo, para que todos se unan en alguna práctica común de penitencia, se han fijado unos días penitenciales, en los que se dediquen los fieles de manera especial a la oración, realicen obras de piedad y de caridad y se nieguen a sí mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y, sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia, a tenor de los cánones que sigue»

¿Qué días debemos hacer abstinencia de carne?

Nos dice el mismo CDC que «todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo».

Si la Conferencia Episcopal de tu país no ha dicho nada al respecto, entonces se entiende que se sigue aquella norma que rige para toda la Iglesia.

¿Quiénes deben abstenerse de comer carne?

«La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido catorce años; la del ayuno, a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. Cuiden sin embargo los pastores de almas y los padres de que también se formen en un auténtico espíritu de penitencia quienes, por no haber alcanzado la edad, no están obligados al ayuno o a la abstinencia».

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Por qué este año la Cuaresma dura 44 días y no 40?