Curiosidades

¿Por qué el sacerdote no separa estos dedos después de la Consagración?

Este gesto sigue presente en la llamada Misa Trientina, sin embargo muchos sacerdotes lo están recuperando en la actual forma de celebrar la Santa Misa.

Si sueles asistir a Misa en muchas parroquias, te habrás dado cuenta que en algunas de ellas el sacerdote junta los dedos índice y pulgar luego de la Consagración. Desde ese momento no los vuelve a separar hasta después de haber distribuido la Comunión a todos los fieles. Aquí te explicamos por qué.

Después de la Consagración el Sacerdote no separa sus dedos hasta el rito de la purificación; mismo que tiene lugar en el Santo Sacrificio después de la comunión. De ésta manera él evita que cualquier partícula de hostia consagrada pudiese caer al suelo sin que pueda percatarse de ello, ya que cada partícula por más pequeña que sea contiene el mismísimo Cuerpo de Cristo junto con su Sangre, Alma y Divinidad.

Al finalizar la comunión, el Sacerdote purificará sus dedos pulgar e indice, así como el cáliz.