En su vuelo de regreso de Panamá a Roma, el Papa Francisco afirmó que «personalmente, pienso que el celibato es un don para la iglesia […] no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional». El Santo Padre también declaró que «soy cerrado, quizás. No me siento para ponerme frente a Dios con esta decisión».

Durante la rueda de prensa en el vuelo papal, la periodista italiana Caroline Pigozzi le preguntó al Papa Francisco «¿es posible pensar que en la Iglesia Católica, siguiendo el rito oriental, usted permitirá a hombres casados ser sacerdotes?»

Ante esto, el Santo Padre le recordó que «la Iglesia Católica en el rito oriental pueden hacerlo. Se hace la opción al celibato o a casarse antes del diaconado».

En cambio, en el caso de los católicos de rito latino, el sucesor de San Pedro mencionó que «en el rito latino, me viene a la mente una frase de San Pablo VI ‘Prefiero dar la vida antes de cambiar la ley del celibato’. En este momento esto me ha venido a la mente y quiero decirlo porque es una frase valiente y lo dijo en una época más difícil que esta. En el 68, 70″.

Luego de esto, el Papa expuso su opinión personal sobre el celibato en la Iglesia. Al respecto, el Papa Francisaco dijo que «Personalmente, pienso que el celibato es un don para la iglesia. Segundo, yo no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional. No. Solamente, quedaría alguna posibilidad en los puestos lejanísimos, pienso las islas del Pacífico, pero algo es pensar cuando hay necesidad pastoral, ahí el pastor debe pensar en los fieles».

TE PUEDE INTERESAR:  Un obispo es un servidor y no un príncipe, afirma el Papa Francisco

«Mi decisión es el celibato. El celibato opcional antes del diaconado, no. Cuestión mía, personal. Yo no lo haré. Esto queda claro. Soy cerrado, quizás. No me siento para ponerme frente a Dios con esta decisión», agregó el sucesor de San Pedro.

¿Ordenar hombres casados en la Amazonía?

Esta fue la respuesta del Papa Francisco ante esta pregunta:

«En tantos lugares dice Lobinger, ¿quien hace la Eucaristía? Esas comunidades, los organizadores de la comunidad son diáconos, religiosas o laicos. ¿Se podría ordenar a un anciano casado? Es la tesis de él ¿Se podría ordenar a un anciano casado? Pero que solo ejercite el munis (misión) santificante: es decir, que celebre la Misa, que administre el Sacramento de la  Reconciliación y dé la Unción de los Enfermos.

La ordenación sacerdotal da tres formas de tareas: el regendi, lo que manda el pastor, el docendi, lo que enseña; y el santificante, todo esto viene con el orden. Pero el Obispo da la licencia solo para santificante. Esta es la tesis. El libro es interesante.

Quizá esto puede ayudar a pensar el problema. Yo creo que el problema tiene que ser abierto en este sentido. Donde hay problema pastoral por la falta de sacerdote, no digo que se deba hacer, porque no he reflexionado, no he rezado lo suficiente sobre esto, pero los teólogos deben estudiar. Por ejemplo, el P. Lobinger, él es un fidei donum en Sudáfrica. Uso este ejemplo para significar los puntos donde se debe hacer.

TE PUEDE INTERESAR:  El Papa Francisco se conmueve y llora al dar la bienvenida a obispos de China Continental

Hablaba con un oficial de la Secretaría de Estado, un obispo que tuvo que trabajar en un país comunista al inicio de la revolución, cuando vieron cómo venía la revolución, en los años 50 más o menos: los obispos ordenaron a escondidas campesinos. Buenos, religiosos. Después, pasada la crisis, 30 años después, la cosa se resolvió, y él me decía la emoción que tuvo cuando en una concelebración veía a estos hermanos campesinos con las manos de campesinos revestirse con el alba para concelebrar con los obispos. En la historia de la Iglesia, esto se dio. Es algo para pensar y para rezar».

Sobre los Sacerdotes Anglicanos que son aceptados en la Iglesia Católica con sus esposas

«Me pregunta sobre lo que el Papa Benedicto XVI hizo. Preguntaré, yo había olvidado eso. Anglicanorum coetibus: Sacerdotes anglicanos que se hicieron católicos y mantienen la vida como si fueran orientales. Recuerdo en una audiencia del miércoles, vi tantos con el cuello, y mujeres y niños, y me explicaron cómo era la cosa. Es verdad. Gracias por recordarme esto», respondió el Papa Francisco.