EL obispo de Porto, monseñor Manuel Miranda, se ha retractado de las afirmaciones que dio en una entrevista para el diario portugués Observador en la que dijo que «nunca hay que referirse a la virginidad física de la Virgen María «. El obispo portugués aprovechó la homilía para la Misa de Gallo para adherirse públicamente a la doctrina de la Iglesia.

«No habría Navidad sin la Virgen Santa María, aquella que, de acuerdo con la fe de la Iglesia -que es también mi fe – es proclamada virgen antes, durante y después del parto, de manera expresa a partir del Sínodo de Milán (año 390), o Mater intacta, como decimos en la letanía. Saludémosla y agradezcámosle profundamente su insustituible contribución a la historia de nuestra salvación», dijo monseñor Manuel Miranda al final de su homilía navideña en la catedral de Porto.

Esta es, sin duda, una buena noticia, ya que sus anteriores declaraciones en las que afirmaba que «nunca hay que referirse a la virginidad física de la Virgen María» fueron motivo de escándalo, además de ir en línea opuesta a la doctrina de la Iglesia.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Dios no existe? Obispo da contundente respuesta a Stephen Hawking