Esta es una dura pero ejemplar medida que ojalá sea copiada por más obispos en el mundo.

El obispo de Springfield del estado de Illinois, Mons. Thomas Paprocki, ha hecho público un decreto en el que llama a todos los sacerdotes de su diócesis a que no le den la Comunión a los políticos antivida. Esto debido a que esta semana el estado de Illinois aprobó la legislación más extrema a favor de la interrupción del embarazo.

El decreto establece «que los lideres legislativos de Illinois que promovieron y votaron por la ley sobre el aborto de 2017 (House Bill 40) y la ley de salud reproductiva de 2019 (Senate Bill 25) no serán admitidos para recibir la Santa Comunión, y los legisladores católicos que votaron por la legislación proaborto no se presentarán a la comunión por los cánones 915 y 916 del código de Derecho Canónico».

El documento firmado por Mons Thomas Paprocki menciona que la enseñanza de la Iglesia sobre el mal moral del aborto «no ha cambiado y permanece inalterable». Al mismo tiempo recuerda que el Concilio Vaticano II enseñó que «la vida debe ser protegida con el mayor cuidado desde el momento de la concepción: el aborto y el infanticidio son crímenes abominables» (Gaudium et Spes, 51).

El texto del obispo señala por nombre al presidente de la Cámara de Representantes del estado, Michael Madigan, y al presidente del Senado, John Cullerton, indicando que debido a sus importantes roles de liderazgo en la aprobación de los dos proyectos de ley a favor del aborto, no deben ser admitidos a la Sagrada Comunión en el diócesis de Springfield en Illinois porque «han persistido obstinadamente en promover el crimen abominable y el grave pecado del aborto».

TE PUEDE INTERESAR:  25 de Marzo: El origen bíblico del "Día del Niño por Nacer"

Entrevistado por el National Catholic Register, el obispo Paprocki explica que se vio impulsado a emitir el decreto, por el daño causado a la fe católica a nivel nacional por parte de los políticos católicos de EE. UU. que continúan ignorando a sus obispos y pastores al respaldar leyes extremas a favor del aborto.