Un museo en Israel tiene en exposición una obra en la que un Ronald McDonald cuelga de una cruz. El hecho ha sido catalogado por muchos como una burla, y ha desatado al indignación de la comunidad cristiana en dicho país quienes exigen que dicha escultura sea retirada del museo.

McJesus es una escultura creada por el artista finlandés Jani Leinonen y está actualmente expuesta en el Museo de Arte de Haifa al norte de Israel junto a un muñeco de Ken también crucificado. Las os obras forman parte de Sacred Goods (Bienes Sagrados), una muestra que hace una crítica al capitalismo.

El lunes, algunos representantes de la iglesia cristiana de Israel llevaron sus quejas a un tribunal, al que solicitaron que ordene la eliminación de las piezas más ofensivas de la exhibición, incluido el ‘McJesus’.

Cristianos protestan frente al museo por obra blasfema «McJesus»

Los cristianos representan un pequeño porcentaje de la minoría árabe de Israel y dicen que enfrentan desafíos únicos. «Si esta obra estuviese dirigida contra los no cristianos, el mundo se pondría en contra», opina Wadie Abu Nassar, asesora de líderes de la iglesia.

Sin embargo, el director del museo, Nissim Tal, dijo que estaba sorprendido por el repentino alboroto, especialmente porque la exhibición – que tiene la intención de criticar lo que muchos consideran el culto al capitalismo como rasgo actual de la sociedad – ha estado abierta durante meses.

Finalmente, los encargados del museo optaron por colocar un letrero en la puerta del museo con el lema «el arte no está destinado a ofender», pero no quitarán la polémica obra en exhibición.