¡Ni en las Iglesias estamos seguros!

Un insólito hecho fue captado por las cámaras de una Iglesia. En un video que se viralizó rápidamente en redes sociales se observa a un hombre sustrayendo un teléfono móvil en un templo para luego escapar no sin antes persignarse para pasar desapercibido.

El hecho ocurrió la mañana del martes 13 de agosto en la Iglesia San Antonio María Claret, conocida como la Redondam en Guayaquil, Ecuador.

En el video que compartimos más abajo se aprecia a una mujer rezando de rodillas mientras deja por unos minutos su cartera sobre una de las bancas del templo. el descuido fue aprovechado por un ladrón vestido de suéter celeste para fingir que rezaba detrás de la banca donde se encontraban las pertenencias de la víctima.

Rápidamente el hombre aún no identificado sustrajo el teléfono móvil de la mujer, lo escondió en una bolsa y se sentó por algunos instantes para asegurarse de que su delito estaba pasando desapercibido.

Lo más insólito del caso es que el ladrón escapó del lugar despidiéndose de una imagen de la Virgen y persignándose ante el altar.