Curiosidades

La música evangélica no es tan buena como muchos piensan

No son pocos los católicos que escuchan música cristiana evangélica. Ellos suelen decir que esa música es de muchísima calidad. Sin embargo eso no es del todo cierto. En este artículo te explico por qué.

Debo aclarar que cuando hablo de música evangélica me refiero a la música cristiana contemporánea que la mayoría escucha. Hablo de artistas del estilo de Hillsong, Jesús Adrián Romero, Marcerla Gándara, Tercer Cielo, Alex Campos, Elevation, Bethel, Planetshakers, etc.

Hace algunos días el músico y youtuber Adam Neely publicó un video llamado «The music you hate» (La música que odias) en la que confesó que detestaba este tipo de música. Sin embargo, se propuso escuchar durante una semana solo música cristiana contemporánea para hacer un análisis objetivo de este estilo y descubrir las razones musicales por las que le disgustaba tanto.

«Es un pop/rock muy bien hecho, pero después de 30 o 40 canciones con el mismo tipo de armonía, los mismos 5 o 6 acordes parece algo falto de creatividad. Por lo tanto, parece estar como atrapada en una jaula», concluyó luego de una semana en su video titulado «Learning to Like Contemporary Christian Music – the music I hate» (Aprendiendo a gustar de la música cristiana contemporánea – la música que odio).

Adam menciona que no le incomoda las referencias a Jesús y a Dios en estas canciones. Para él es solo otro tipo de temática en las letras. «No tengo problema con Bach y ese tipo de música sagrada», cuenta tratando de explicar que no tiene problema con la letra que alaba a Dios.

Como músico profesional de jazz, Adam no está de acuerdo con la simplificación de la música en favor de la glorificación de Dios. Él piensa que es raro que si la idea es mostrar que Dios es grandioso y la vida que Dios nos está dando es tan sorprendente, eso es expresado en una canciones tan básicas.

Algunos cristianos evangélicos comentaron el video de Adam Neely dándole la razón.

«Como cristiano que ama el rock, estoy harto de la música cristiana contemporánea. Es como si tuviéramos una fábrica de canciones con cosas genéricas juntas encontradas en el estante», comentó el usuario Jeuel Sapad.

Otro usuario comentó «Como cristiano que nunca le ha gustado la música cristiana contemporánea, mi problema siempre ha sido que se siente falsa, no representa mis sentimientos, mis ideales, mi fe. Me hace sentir muy incómodo cuando los miembros de la familia me envían este tipo de canciones y no puedo evitar el cringe».

Si saben inglés, no se pueden perder este excelente análisis musical de Adam Neely: