El mundo del deporte está de duelo por la partida de la superestrella del básquet Kobe Bryant y de su hija Gianna en un fatal accidente de helicóptero. En medio del dolor por la tragedia, un sacerdote dio una noticia de consuelo para quienes tenemos fe: Kobe y su hija asistieron a Misa el mismo día del fatal accidente.

David Barnes es un sacerdote católico y director del Catholic Newman Center en la Universidad de Boston. Él compartió en su cuenta de Twitter este mensaje:

Traducción: «Una amiga me envió un mensaje de texto hoy para decirme que su amiga vio #KobeBryant en una Misa católica esta mañana. La misa es la adoración a Dios. El cielo es la adoración a Dios. Ve a misa aquí para que puedas adorar a Dios para siempre en el cielo».

La fe de Kobe Bryant

Kobe fue criado en una familia católica y se casó en el 2001 en una parroquia al sur de California. En el año 2003 se vio envuelto en un escándalo tras admitir haberle sido infiel a su esposa. Esto casi destruye su matrimonio.

«Lo único que realmente me ayudó durante ese proceso –soy católico, fui criado católico, mis hijas son católicas– fue hablar con un sacerdote», dijo Kobe en una entrevista luego del escándalo.

Luego de superar su problema familiar, él y su esposa hicieron un compromiso para ayudar a los pobres y crearon la Fundación Familiar Kobe & Vanessa Bryant con la cual financiaban refugios para jóvenes sin techo.

Además, asistía regularmente a Misa acompañado de su familia. Así lo hizo hasta el día de su partida.

Oremos por el eterno descanso de su alma.