Aprovechando la pronta canonización del cardenal John Henry Newman, el popular jesuita James Martin ha usado su cuenta de Twitter para insinuar que el futuro santo pudo haber sido gay. Además, también habló de la posibilidad de que el futuro santo haya faltado a su voto de castidad.

El mediático sacerdote jesuita compartió en su cuenta de Twitter un artículo titulado «Was Cardinal John Newman Gay?» (¿El Cardenal John NEwman era Gay?) con el siguiente mensaje:

«Esto no implica que el hombre que mañana se convertirá en santo alguna vez haya roto su promesa de celibato. Y es posible que nunca lo sepamos con certeza. Pero su relación con Ambrose St. John es digna de atención. No es un insulto sugerir que Newman pudo haber sido gay».

«¿Por qué es importante considerar la pregunta?», agregó James Martin SJ, «¿Incluso si nunca lo sabremos con certeza? Porque nos recuerda que una persona gay (alguien con una orientación homosexual, si lo prefiere) puede ser santo, incluso un santo. La santidad hace su hogar en la humanidad».

Según el artículo que publicó James Martin SJ, la supuesta prueba de la homosexualidad del cardenal Newman serían unas cartas que intercambiaba con un amigo.

¿Estas cartas dicen algo escandaloso o revelador? No, tan solo son cartas de dos amigos sacerdotes.

TE PUEDE INTERESAR:  El Papa a los jesuitas: tengan discernimiento para arrancar al hombre del infierno

«¿Alguna vez escuchaste el término ‘Mejores amigos’? Podemos amar a otra persona como hermano o hermana, sentir una devastación absoluta por su fallecimiento e incluso querer ser enterrados con ellos porque para nosotros eran familia. Pero todo en tus ojos tiene que tener una conexión sexual. ¡Muy triste!», respondió un usuario de Twitter al popular sacerdote jesuita.

Por su parte, Fernando Casanova, el famoso expastor evangélico hoy converso al catolicismo retuiteó el mensaje del padre James Martin con el siguiente mensaje:

«El P. James Martin sugiere que el nuevo santo, Cardenal John Henry Newman, pudo haber sido infiel a su celibato, y que pudo haber sido homosexual. ¡Hasta dónde vamos a llegar! Señor, protégenos tú».