Curiosidades

Ella afirma haber sido ordenada sacerdote, pero esta es la verdad

El último fin de semana se viralizaron fotos y videos de una supuesta ordenación sacerdotal conferida a una mujer en Colombia. Y aunque evidentemente no se trata de algo ocurrido dentro de la Iglesia Católica, vale la pena hacer la siguiente aclaración para evitar más confusiones.

La mujer supuestamente ordenada se llama Sandra Parra y se describe a sí misma en su página de Facebook como «entrenadora, coach, terapeuta de sanación y empresaria». Suele organizar «misas de sanación» y «exorcismos» sin la autorización de la Iglesia Católica; por eso para sus eventos recurre a falsos sacerdotes y obispos de la Iglesia Católica Independiente, una secta sin verdadera sucesión apostólica.

En sus «exorcismos» ella tiene más protagonismo que los falsos sacerdotes que convoca, y suele transmitirlos en vivo a través de sus redes sociales.

Sobre su «ordenación»

El día sábado 15 de febrero transmitió en vivo desde su página de Facebook su «ordenación» la cual fue presidida por 4 «obispos», dos de ellos padre e hijo, pertenecientes a la «Iglesia Católica Independiente», una secta que se separó de la Iglesia Católica por no querer aceptar la disciplina del celibato sacerdotal.

Al no tener sucesión apostólica verdadera todos sus sacramentos son falsos, aunque sus cultos y vestimentas litúrgicas tengan mucha similitud con los usados en la Iglesia Católica.

Ese mismo día Sandra Parra explicó que en un principio era su esposo quien se estaba preparando para ser ordenado sacerdote en dicha secta. Sin embargo, haber acompañado a su esposo en la preparación hizo que sus formadores le sugirieran que ella también podría ordenarse.

Más de sus actividades

Pese a la polémica que genera, Sandra Parra sigue organizando eventos bastante rentables sin la autorización de la Iglesia Católica.

Tiene programadas «liberaciones masivas» en las que cobra 15 dólares la entrada, hace «revisión de ataques espirituales» vía whatsapp por 20 dólares, y recientemente le viene sacando provecho a su canal de Youtube monetizado.

Nota del editor: Hace poco nos comunicamos con un verdadero sacerdote de Colombia quien nos brindó esta información:

«Es una señora que se ha desviado del camino… Ella, según sé, era de la Renovación, pero terminó yéndose a otras cosas que nada tienen que ver con la fe. Eso ya sucede hace tiempo. En la Arquidiócesis de Cali ya saben y han hecho las advertencias del caso a los fieles, pues esta señora incluso ha buscado a falsos sacerdotes que la secunden.

Ella se dedica a la supuesta sanación y liberación, incluso grabando las supuestas sesiones de oración… Se ha dedicado a hacer eventos que, cómo te imaginarás, no están aprobados por la Iglesia, pero donde mucha gente ha caído».