Actualmente con el drama del aborto y los constantes argumentos que se esgrimen a favor de él, es bueno recordar lo que dice la ciencia acerca de que el inicio del desarrollo del ser humano es en la fecundación (Keith Moore, Fundamentos de la Embriología Humana. 1988) y recordar las palabras del mismo J. Lejeune acerca del tema.

Jérôme Lejeune (1926 – 1994) fue un médico genetista francés y es conocido como el padre de la genética moderna. Uno de sus más grandes descubrimientos fue que el síndrome de Down se debe a la presencia de un cromosoma de más.

Lejeune era católico y de hecho en 1974 el Papa San Pablo VI lo nombró miembro de la Academia Pontificia de las Ciencias. Sin embargo, no se piense que Lejeune estaba contra el aborto solamente porque era cristiano, también lo estaba a raíz de sus descubrimientos científicos.  

Se dice que Lejeune no ganó el premio Nóbel por su postura en contra del aborto. “Mi padre, Jerome Lejeune, supo que perdió el Nobel al pronunciarse contra el aborto”, afirma su hija, Clara Lejeune.

La postura de Lejeune acerca del tema de aborto se puede resumir en las siguientes palabras pronunciadas por él para desmentir que el embrión es sólo un puñado de células, y no un ser humano:
“Así que incluso en un embrión de una semana, con esas nuevas técnicas, podemos decir ya, ‘él es un hombre’ o ‘ella es una mujer’, y por tanto sabemos que el embrión ya es, de hecho, una persona humana. (…) Recuerden que el pequeño embrión humano posee ya las propiedades que nos permiten reconocer que ella es una mujer, por ejemplo. Rebasa a mi imaginación como genetista que los legisladores, sabiendo que este embrión de una semana es una niña, ¡no se dieran cuenta, al mismo tiempo que es una persona humana!” (Testimony before the Louisiana legislature, Jérôme Lejeune, 7 de Junio de 1990).

TE PUEDE INTERESAR:  Este 20 de Octubre tú puedes prevenir que se legalice el aborto en México

Sin duda un científico valiente que defendió la verdad a pesar de que se le diera la espalda por su postura. Clara Lejeune también afirma que “Por eso fue tan odiado por los partidarios del aborto. Era difícil luchar contra él porque sus argumentos eran de base científica”.

Para finalizar, dejo un fragmento de un debate que sostuvo Lejeune en el que deja ver que la vida humana debe valorarse aunque el bebé vaya a nacer con enfermedades:

“En un debate ante la televisión francesa Lejeune preguntó a Monod:

-Un padre sifilítico y una madre tuberculosa tuvieron cuatro hijos: el primero nació ciego, el segundo murió al nacer, el tercero nació sordomudo, y el cuarto es tuberculoso. La madre queda embarazada de un quinto hijo. ¿Qué haría Ud?

-Yo interrumpiría ese embarazo.

-Tengamos un minuto de silencio. Ud. ha quitado la vida a Beethoven” (Carlos Llano: Trece argumentos en favor de la vida. Revista ISTMO. 1986).

Nota: Las palabras de Clara Lejeune fueron tomadas de este sitio http://www.hazteoir.org/noticia/39089-mi-padre-jerome-lejeune-supo-que-perdio-nobel-pronunciarse-aborto