Hace algunos días, mientras se realizaba el Sínodo de la Amazonía en el Vaticano, un hombre entró a la Iglesia Santa María en Traspontina para retirar unas estatuas que representaban al ídolo Pachamama para luego arrojarlas al río Tiber. Hoy el autor de este hecho ha subido un video a Youtube explicando las razones que lo llevaron a quitar estos ídolos paganos de un templo católico.

Su nombre es Alexander Tschuhhuel y por fin dio a conocer sdu identidad en el mismo canal de Youtube donde originalmente se publicó el video en el que arrojaba 5 estatuillas de la Pachamama al Río Tiber.

Te puede interesar: Tiran imagen de la Pachamama al río Tiber

«Deben saber que estaba siguiendo de cerca lo que estaba pasando en Roma alrededor del Sínodo de la Amazonía», explica Alexander quien para saber más sobre lo que ocurría tuvo que viajar de Austria al Vaticano.

«Visité la Iglesia Santa María en Transpontina. En esta Iglesia encontré dos altares laterales preparados para los visitantes al Sínodo de la Amazonía y dentro de la capilla podías ver diferentes símbolos de la cultura amazónica».

Alexander cuenta que le llamó la atención ver entre estos símbolos una estatuas a las que llamaban «Pachamama». Algunos voluntarios le explicaron que estas estatuas eran símbolos de la fertilidad, de la madre tierra, de la ecología integral, etc.

TE PUEDE INTERESAR:  Una mujer "sacerdote" participa en el Sínodo de los Obispos

Intrigado por todo este asunto, Alexander volvió a dicha Iglesia con un amigo que habla portugués para obtener más información de los voluntarios. «Para mi estaba totalmente claro que esto es en contra del primer mandamiento. Esto está mal. Esto es la diosa de la fertilidad madre tierra.

«El primer mandamiento», recuerda Alexander, «dice ‘Yo soy el Señor tu Dios, no tengas otros dioses además de mi, no te arrodilles ante cualquier imagen’ y luego vi el video de ellos postrados ante esta imagen en los jardines vaticanos«.

De vuelta a Austria Alexander se puso a pensar en todo lo que vio y junto a unos amigos tomó la decisión de volver a Roma a quitar esos ídolos de un espacio sagrado. «Estas estatuas no pertenecen a la Iglesia Católica, deberían estar fuera de ella», reflexionó.

Alexander y sus amigos sabían que la Iglesia Santa María en Transpontina abría a las 6:30 de la mañana, pero cuando llegaron a esa hora la encontraron cerrada. Él recuerda que «caminamos alrededor rezando el rosario y cuando concluimos el último Ave María las puertas de la Iglesia se abrieron«.

«Caminamos al interior de la Iglesia para tratar de retirar la mayor cantidad de ídolos paganos y así pude tomar 5 estatuas de la Pachamama. Luego salimos de la Iglesia, pasamos por el castillo San Ángelo y desde el puente del Ángel arrojamos las estatuas una a una a río Tiber».

TE PUEDE INTERESAR:  Así se discute la ordenación de hombres casados en Sínodo de la Amazonía

Alexander cuenta que en ese momento no se dio cuenta del impacto que tendría lo que hizo. «Ahora todo el mundo está viendo lo que pasa en el sínodo, tratan de informarse por ellos mismo qué son esas Pachamamas, qué representan, que no son católicas».

Finalmente Alexander menciona que luego de todo el apoyo y oraciones que ha recibido, tomó la decisión de salir a la luz a explicar lo sucedido. «No queremos escondernos. Quiero salir a frente y explicarles porque no quisiera que piensen que fue una acción cobarde. No salimos antes porque queríamos que la acción en sí misma fuera el punto de la discusión. Queríamos que la gente hablara sobre lo que pasó, no sobre quién lo hizo«.