Hace unas semanas un vídeo titulado, “Feliz navidad: ¿Cuánta plata le damos a la iglesia católica y por qué?”  trataba de explicar cuanto era el dinero estatal destinado al gasto de iglesia católica y sus funciones, en este artículo comentaremos algunas de las principales opiniones mostradas en dicho contenido

Perú: Estado laico.

Comenzaremos con una pregunta que es muy frecuente en los debates sobre la religión, ¿es el Perú un estado laico? En el vídeo, el narrador menciona que no existe una certeza sobre el asunto, decide decir que “el Perú no es un estado laico a raja tabla” y menciona que lo sería solo por una complicada interpretación del artículo 50 de la constitución del Perú.

En nuestro país existe una institución que protege, resguarda e interpreta la constitución para que, en el ejercicio de la ley ante la sociedad, no exista “complicadas interpretaciones”. El Tribunal Constitucional nos dice lo siguiente sobre el mencionado artículo y si el Perú es un estado laico:

         F.25. Según el principio de laicidad, el Estado se autodefine como laico o ente radicalmente incompetente ante la fe y la práctica religiosa, no correspondiéndole ni coaccionar ni siquiera concurrir, como un sujeto más, con la fe religiosa de los ciudadanos. (EXP. N.° 06111-2009-PA/TC)

Como leemos el Perú si es un estado laico, ahora nos preguntaremos, entonces ¿Como el Estado apoya a la iglesia católica?, el mismo tribunal nos dice lo siguiente:

         F.25. Nuestro Estado reconoce a la Iglesia Católica como parte integrante en su proceso de formación histórica, cultural y moral. Interrogarse en torno del por qué de tal proclama no es, por otra parte, intrascendente, habida cuenta de que desde los inicios de nuestra vida republicana (e incluso antes) la religión católica ha sido decisiva en el proceso de construcción de muchos de nuestros valores como sociedad. Sólo así se explica que buena parte de nuestra Constitución Histórica coincida con referentes notablemente desarrollados por el pensamiento católico (como ocurre con la dignidad, por ejemplo). (EXP. N.° 06111-2009-PA/TC)

Existe un Concordato firmado entre el Estado Peruano y el Vaticano en 1980, en el vídeo que comentamos menciona que la firma es una audacia legal, ya que la naturaleza del concordato es la de un tratado internacional, tenemos que recordar que el Vaticano es un país completamente soberano como cualquier otro y en su autonomía, tiene la libertad de firmar tratados con cualquier país indistintamente de su credo, uno de los factores de  la firma de éste pacto es que en el Perú existía  una mayoritaria cantidad de fieles católicos y estos números aún no han cambiado.

¿El católico puede hablar de política?

Mucho se ha hablado sobre el tema, si es correcto o no que un católico forme parte activa de la política partidaria de su país, debemos tener en cuenta que uno de los principios sociales de la de la iglesia, es la de la responsabilidad social y ésta cae en el ejercicio de los laicos , estos debe estar comprometidos con el rumbo que llevan su país y su comunidad, deben ser partícipes activos de la política ya que en nosotros no solo prevalece los valores cristianos si no también la luz del evangelio.

Es muy conocido que la política en Latinoamérica y en Perú está llena de corrupción en todos los niveles de gobierno y en la sociedad civil, es hacer política una especie obligación para todos nosotros y no huir de ella por sus defectos.

Ahora, en el video analiza palabras de obispos sobre temas coyunturales y temas políticos y manifiesta que tienen una postura partidaria, debemos tener en cuenta:

El sacerdote, como persona consagrada a Cristo y llamado a identificarse de una manera especial al Señor, tiene como una función especial de llevar la luz del Evangelio entre sus hermanos los hombres (cfr. Decreto Presbyterorum Ordinis, n. 2).

Testigos de las realidades terrenas, no pueden permanecer ajenos a los aconteceres humanos; tienen por ello una específica obligación de no conformarse a este mundo (cfr. Ibidem, n. 3).   

Cabe resaltar y aclarar que una postura partidaria, comprende seguir o aceptar algún ideal de un partido político especifico, esto no sucede en video mostrado, solo son opiniones permitas sobre un tema que involucra nuestra fe y nuestra responsabilidad social. Un sacerdote no puede hacer política partidaria activa:

                “El sacerdote o clérigo que pretenda participar activamente de la vida política, en cierto sentido traiciona su peculiar vocación, puesto que “ellos no son del mundo, según la palabra del Señor, nuestro Maestro” (Decreto Presbyterorum Ordinis, n. 17). Los sacerdotes “son promovidos para servir a Cristo Maestro, Sacerdote y Rey”, (Ibidem, n. 1), y su misión principal consiste en ofrecer el sacrificio y perdonar los pecados y desempeñar públicamente, en nombre de Cristo, la función sacerdotal en favor de los hombres” (cfr. Ibidem, n. 2).

¿La iglesia, que hace con el apoyo estatal?

En un principio ¿Cuánto dinero destina el estado como subvención para iglesia católica? En el presupuesto público del 2018 el monto es de 2 603 000 soles   que es mucho menor a 3 089 228 destinado a la FDN de Voleibol y muchas más otras entidades de personalidad jurídica privada, pero, ¿es un monto alto para la labor que realiza la iglesia católica en todo el territorio nacional y en el mundo? Veamos.

Cáritas del Perú, es un organismo de la Iglesia Católica fundado en el año 1955 por la Conferencia Episcopal Peruana con la finalidad de promover e incentivar programas en favor de las poblaciones más pobres y facilitar su desarrollo humano integral basado en los principios cristianos de justicia, solidaridad y respeto a la dignidad humana. 

En el ámbito nacional, Cáritas del Perú alienta la labor desplegada por una Red de 46 Cáritas Diocesanas que cubren toda la geografía del país.  

Cáritas del Perú forma parte de la Confederación Mundial de Cáritas Internacionales, entidad creada en 1951 y que agrupa a 165 organizaciones en más de 200 países y territorios.

Fe y Alegría, es un Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social, basado en los valores de justicia, libertad, participación y fraternidad, dirigida a la población empobrecida y excluida para contribuir a la transformación de las sociedades.

Tienen como objetivo, brindar una educación pública de calidad desde los valores evangélicos, con el propósito de contribuir a la formación de ciudadanos capaces de mejorar sus condiciones de vida y la transformación de las sociedades.

Además, la iglesia católica cuenta con 7 Arquidiócesis,19 diócesis,10 prelaturas y 8 vicariatos en los niveles más amplios de organización estas agrupan miles de parroquias y capillas en todo el territorio peruano que cumplen con su actividad pastoral todos los días del año, brindan amparo, educación, consejería; existen en las parroquias áreas pastorales, que promueven la ayuda social, o grupo de jóvenes que construyen su fe y su entorno, en conclusión con una suma no tan complicada el dinero estatal destinado a la iglesia no cubre ni el 50% de gastos anual, las parroquias y los sueldos de los sacerdotes mucha veces son cubiertas por los propios fieles de una iglesia que cada día se hace más grande.

“El compromiso social de los cristianos laicos se puede nutrir y ser coherente, tenaz y valeroso sólo desde una profunda espiritualidad, esto es, desde una vida de íntima unión con Jesús”. (Juan Pablo II)