Durante la noche del 12 de noviembre, un emotivo momento se vivió en el Palacio de Gobierno de Boilivia. La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ingresó al palacio presidencial sosteniendo una Biblia en alto.

«Gracias a Dios que ha permitido que la Biblia vuelva a entrar a palacio. Que Él nos bendiga y nos ilumine», dijo Áñez a su ingreso visiblemente emocionada.

Sus palabras fueron seguidas de arengas de algunas personas que gritaban «gloria a Dios», «Dios bendiga a nuestra presidenta», «sí se pudo» y «la Biblia vuelve a palacio».

Un pastor evangélico comentó para unos medios que «la Biblia está volviendo a Palacio de Gobierno. Nunca más volverá la Pachamama. Hoy Cristo está volviendo a Palacio de Gobierno. Bolivia es para Cristo».

Este hecho contrasta con los actos públicos que realizó el expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien en repetidas ocasiones realizó pagos a la Pachamama.

«Iniciamos el mes de la Pachamama con una ofrenda de agradecimiento. Durante cada viernes del mes de agosto, realizamos este ritual para agradecer la generosidad de la Madre Tierra. Estas ofrendas son parte de la identidad de nuestro pueblo”, escribió Morales en su cuenta de Twitter el 1 de agosto.

TE PUEDE INTERESAR:  Líder provida asume la presidencia de Bolivia