Durante la distribución de la Sagrada Eucaristía en una Misa en una Iglesia en los Estados Unidos, alguien accidentalmente dejó caer una hostia consagrada al suelo. La reacción del sacerdote que celebraba dicha Misa se ha viralizado rápidamente en Facebook.

Nick Switzer, un feligrés de la Iglesia Santa María de la Anunciación contó el hecho en su cuenta personal de Facebook, y su relato ha sido compartido miles de veces.

«En la misa de esta noche, alguien dejó caer la Eucaristía en el suelo y esta fue la reacción del padre Jim», escribió Nick Switzer en su cuenta de Facebook. «Después de que todos recibieron la Comunión, el Padre Jim se arrodilló, recogió la hostia y la consumió. Luego limpió el suelo con la mano, se lamió la mano y volvió a hacerlo».

El Padre Jim arrodillado en el lugar donde cayó la Eucaristía.

«Mientras el monaguillo iba a buscar un paño y agua, el Padre Jim se quedó en ese lugar sobre una rodilla, casi como si estuviera adorando el lugar donde cayó la Eucaristía, como si fuera tierra santa. El monaguillo le dio la tela y el agua y el Padre Jim limpió el lugar completamente y con mucha reverencia. Eso fue muy hermoso. La señora delante de mí estaba llorando. Yo casi lloraba. El organista tocaba mientras esto sucedía. Fue muy inspirador».

TE PUEDE INTERESAR:  Video: Lo ordenan sacerdote en la misma cárcel donde estuvo preso

Finalmente Switzer hizo la siguiente reflexión: «La Eucaristía no es solo pan, es Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo. Y sacerdotes como el Padre Jim, que trata la Eucaristía como lo que realmente es la Eucaristía, muestran a su rebaño lo increíble que es el regalo que tenemos en la Iglesia Católica. Gracias Padre Jim»