Los cristianos estamos llamados a vivir nuestra fe en todo momento. Por eso, la Iglesia nos invita a dedicar cada mes del año a una devoción particular para vivir más intensamente nuestra fe. El año recién comienza, así que es una buena idea ir anotando la devoción que la Iglesia nos propone para cada mes.

Enero: Santísimo Nombre de Jesús

Ocho días después de la Navidad (3 de enero) la Iglesia Católica celebra el día del Santísimo Nombre de Jesús ya que según las sagradas escrituras Jesús fue circuncidado según lo establecía la Antigua Alianza.

Febrero: Sagrada Familia

La Iglesia celebra a aquella familia que acompañó a Jesús durante toda su vida antes de que comenzara su vida pública. Aprovecha este mes para seguir el ejemplo de María que meditaba todas las cosas en su corazón, de José que confió en el mensaje del Señor y de Jesús que lo dio todo por nosotros.

Marzo: San José

Su fiesta mayor es el 19 de marzo. En él vemos un modelo de padre amoroso y esposo fiel, casto y trabajador, siempre presto a hacer la voluntad de Dios.

Abril: Eucaristía

La Sagrada Eucaristía es el mayor regalo que el Señor nos dejó. La Pascua, que casi siempre comienza o se desarrolla en Abril es un excelente tiempo para recordarlo

TE PUEDE INTERESAR:  Conoce 8 músicos que cantarán en la JMJ 2019

Mayo: Virgen María

En muchos países del mundo se celebra el día de la madre en el mes de Mayo. Sin duda alguna es el mejor mes para dedicarlo a nuestra Madre del cielo.

Junio: Sagrado Corazón de Jesús

Esta devoción nos muestra a un Jesús humano, misericordioso, listo a perdonar como el Padre al hijo pródigo; y que anima a la participación de la Adoración a la Eucaristía y a recibir la comunión el primer viernes de cada mes.

Julio: Preciosa Sangre de Nuestro Señor

La Sangre de Jesús es el “precio de nuestra salvación”.
El Papa Juan Pablo II, en su carta apostólica “Angelus Domini”, subrayó la invitación de Juan XXIII sobre el valor infinito de esa Sangre, de la cual “un sola gota puede salvar al mundo entero de cualquier culpa”.

Agosto: Vocaciones

La vocación es el camino que Dios ha preparado para cada ser humano para que alcancemos la santidad. En este mes aprovecha para orar por tu propia vocación y para que los demás no tengan oídos sordos cuando Dios les llame.

Septiembre: La Santa Biblia

Este mes la Iglesia recuerda a San Jerónimo, un gran santo quien dedicó casi toda su vida a la traducción de las Sagradas Escrituras desde sus idiomas originales al latín. Incluso los protestantes celebran el mes de la Biblia en Septiembre, aunque por distintas razones.

TE PUEDE INTERESAR:  Un escapulario...¿VERDE?

Octubre: Mes del Santo Rosario y de las Misiones

Los cristianos vencimos a las fuerzas musulmanas en la batalla de Lepanto gracias a que el papa Pío V pidió a los ejercitos que llevaran el «arma del Rosario». Gracias a dicho triunfo se instituyó el 7 de octubre el día de Nuestra Señora del Santo Rosario. También en octubre recordamos que el Señor nos mandó a anunciar el Evangelio a todo el mundo.

Noviembre: Almas del Purgatorio

Las almas del Purgatorio anhelan estar por fin con el Señor, pero necesitan de nuestras oraciones para que eso ocurra lo antes posible. ¡Es tu momento de rezar por ellas!

Diciembre: Adviento y Navidad

En Adviento recordamos que Jesús vino una vez al mundo, pero también recordamos que nos prometió que volvería. Así que es un tiempo de preparación porque nadie sabe el día ni la hora cuando eso ocurrirá.