Seguramente ya conoces la Tau, una cruz con forma de T que suelen llevar los frailes franciscanos y algunos católicos que se identifican con el carisma del santo de la pobreza. Es muy popular ¿pero alguna vez te has preguntado si tiene algún significado?

Antes de explicarte lo que significa, es bueno que recordemos algo muy importante. Ni la Tau ni ningún otro objeto de devoción católicos deben ser usados como amuletos. La Tau no es un talismán que da buena suerte o «atrae las cosas positivas». ¡Es un símbolo cristiano! Por lo tanto debemos evitar trivializarlo o deformar su verdadera naturaleza.

Origen de la Tau

La Tau es la última letra del alfabeto hebrero, el idioma del pueblo elegido por Dios, y ha tenido un valor simbólico incluso desde el Antiguo Testamento. Por ejemplo, en el libro del profeta Ezequiel podemos leer lo siguiente:

«Recorre toda la ciudad de Jerusalén y marca con una T la frente de los hombres que gimen y se lamentan por todas las abominaciones que se cometen en medio de ella». Ezequiel 9,4. Por eso la Tau es símbolo de los pobres de Israel que fueron salvador del exterminio.

San Francisco y la Tau

San Francisco de Asís vio en esta letra dos elementos que le llamaron mucho la atención: Su antigua conexión con los pobres con los que él tanto se identificaba, y su similitud con la cruz en la que nuestro Señor dio su vida para salvarnos. Por eso la Tau ocupó un lugar tan relevante en su vida.

TE PUEDE INTERESAR:  Cuando Chespirito le compuso una canción a San Francisco de Asís

Cada vez que Francisco escribía una carta, la firmaba con este símbolo.

¿Por qué de madera?

La madera es un material muy pobre y dúctil, y los hijos de Dios son llamados a vivir de manera sencilla y en pobreza de espíritu (Mt.5,3).

La madera es un material que se trabaja fácilmente, y también el cristiano bautizado debe dejarse plasmar en la vida de todos los días por la Palabra de Dios, ser voluntario de su Evangelio.