Es la primera vez que esto ocurre desde su renuncia en el año 2013.

Algunos diarios italianos informaron que en la noche de ayer, Benedicto XVI salió del Vaticano para darun pase y visitar una Iglesia en Roma.

A bordo de un Station Wagon con lunas polarizadas, Benedicto XVI visitó la Villa Pontificia de Castel Gandolfo desde las 5:00pm hasta las 6:30pm. Luego se dirigió a Rocca di Papa, en el santuario de la Virgen del Tufo, para una oración y un saludo al párroco. Finalmente fue a Frascati en el palacio episcopal, donde fue acogido en privado por monseñor Raffaello Martinelli.

Mons. Martinelli acogió al Papa emérito en el Santuario de la Virgen del Tufo en Rocca di Papa a donde Benedicto XVI llegó alrededor de las 6:30pm desde Castel Gandolfo. El obispo inmediatamente se acercó al auto donde estaba y lo saludó muy cordialmente.

El papa emérito entró acompañado en una silla de ruedas y, como primera cosa, quiso ponerse de rodillas para recitar en alta voz con los presentes una oración a la Virgen. Benedicto XVI ya había visitado el Santuario en el pasado, donde, según una antigua tradición que data del siglo XVI, un viajero, mientras caminaba por un sendero, de repente vio il Tufo saliendo del acantilado; en peligro, el hombre invocó a la Virgen y, milagrosamente, la roca se detuvo y el viajero se salvó. En esa roca la imagen de la Virgen fue representada y venerada hasta hoy.

TE PUEDE INTERESAR:  Luisito Comunica también visitó el Vaticano y esta fue su experiencia

El vicario general de Frascati luego le indicó dónde se encontraba el Santísimo. De inmediato Benedicto XVI se arrodilló ante Jesús.

Después de la visita al Santuario, el Papa emérito “subió al auto” para el traslado “al Palacio episcopal de Frascati, para una visita de ‘amistad’ a Mons. Martinelli”. Una visita que, asegura Mons. Torelli, dejó “una gran serenidad y confianza”: “la impresión de quien, como yo ayer, estuvo frente a Benedicto XVI es la de un hombre que vive constantemente la presencia de Dios, un hombre de santidad, que transmite este sentido de Dios más allá de su posibilidad física: lo hace a través de los ojos y de la sonrisa, en la simplicidad de su persona”.

Comunicado del Vaticano

En el día de hoy, el nuevo director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, ha emitido la siguiente declaración:

«Como S.E. Mons. Georg Gänswein me ha indicado esta mañana, el Papa emérito en la tarde de ayer, a las 16.15 horas, fue a los Castelli Romani, primero a Castel Gandolfo, con una parada en los jardines y el puesto de observación para la caminata y la recitación del Rosario, luego al Santuario de la Virgen del Tufo en Rocca di Papa y, finalmente, junto a S.E. Mons. Raffaello Martinelli, a la Curia Episcopal de Frascati, donde paró para cenar. A las 22.30 regresó al Monasterio Mater Ecclesiae. La visita siguió a una invitación de S.E. Mons. Martinelli».

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Cómo responder ante los comentarios sobre las riquezas del Vaticano?