Un grupo numeroso de fieles católicos se reunieron en el atrio de la Catedral de México para defenderla pacíficamente durante las protestas que se llevaron a cabo este 25 noviembre. Los congregados hicieron un cordón humano mientras rezaban el santo rosario.

Cerca de 300 fieles, armados solo con sus rosarios, se dieron cita en la catedral de México para evitar que vuelva a ser vandalizada por la violenta marcha feminista que se realizó en varios puntos de la ciudad.

Como se recuerda, en setiembre de este año, un grupo de encapuchadas feministas intentó incendiar esta catedral. Al no conseguirlo, hicieron pintas en las rejas y su fachada con insultos a la fe de todos los cristianos.

Ante el inminente peligro de un nuevo atentado contra la Catedral de México, católicos de toda la capital se reunieron para defenderla.

TE PUEDE INTERESAR:  VIDEO: Feministas inventan el "Padre Nuestro" proaborto

Uno de los presentes fue el padre Hugo Valdemar quien declaró para ACI Prensa que «todos tienen derecho a manifestarse, pero nadie tiene el derecho a hacerlo de manera violenta«. Además agregó que «el poder de la oración es enorme para exorcizar a los demonios que están atrás de estas mujeres furiosas y homicidas. Además, son un claro testimonio de nuestros fieles laicos de su amor por la Iglesia y de su defensa de la vida, sobre todo de los no nacidos».