Cada vez es más común escuchar esta frase entre los solteros. Por supuesto que es muy importante salir un tiempo con alguien si lo/la quieres conocer, pero ¿qué sucede si siempre estás saliendo con alguien y nunca llegas a afirmar que tienes enamorado/a?

Difícilmente podemos creer que darle el título de enamorado/a a alguien le hará creer que será la pareja eterna, pero lo cierto es que genera en ambos cierto nivel de compromiso, que es quizás, lo que se quiere evitar cuando “sólo estamos saliendo”… el COMPROMISO.

Cuando hablamos de compromiso está claro que no hablamos del estado de una pareja que decide casarse. Se trata de algo más sencillo: yo me comprometo a ser honesto/a con mi enamorado/a, me comprometo a serle fiel, a disponer de mi mismo/a para hacerle bien.

Estamos saliendo

Si suena tan sencillo… ¿por qué tener miedo al compromiso? Las respuestas son sólo probabilidades:

  • Miedo a ser lastimado/a. Tal vez tuvimos una mala experiencia pasada y tememos de que pueda ocurrir nuevamente.
  • Miedo a perderme de alguien más. No estamos tan seguros, creemos que podríamos dejar pasar a alguien mejor.
  • Miedo a perder mi libertad. Cuando pensamos que las relaciones son asfixiantes y que sólo son para estar «amarrado».
  • Sólo estoy jugando con él/ella. En el fondo no me importa la otra persona, no busco su bien, ni me interesa respetarla. Sólo busco pasarla bien.
TE PUEDE INTERESAR:  Amar no es Juego: Pasión no es amor.

Ante esto sólo podemos recomendar, ¡contrarrestar el miedo con valor! Si decides dejar atrás el juego, el miedo, y te encuentras con alguien por quién vale la pena arriesgar, ¿por qué permitir que se aleje? ¿por qué no darle su lugar como enamorado/a? si con esto no estoy jurando amor eterno. Anímate a decidir por una relación estable cuando ya tuviste suficiente tiempo para conocer a esa persona, mientras sólo estaban saliendo.