Se suele creer erróneamente que mientras se es más intelectual es más fácil dejar de lado la creencia en la existencia de Dios. ¡Nada más alejado de la realidad! Prueba de ello son el interminable número de científicos que confiesan su creencia en Dios.

Hoy les quiero hablar de algunos de ellos. En especial de hombres tan intelectuales que llegaron a ganar un premio Nóbel. Por cierto, son más de 50 los ganadores de premios Nobel quienes afirmaron estar convencidos de la existencia de Dios, pero hacer la lista completa sería demasiado extenso.

Mientras tanto, les presento a 7 ganadores del Premio Nobel de Física que creían en Dios.

1) John Strutt, premio Nobel de Física 1904

RETUSCHERAD

Fue alumno, profesor y y finalmente rector de la Universidad de Cambridge. En el campo científico fue sumamente respetado por su trabajo en la determinación de la densidad de los gases atmosféricos, lo que le llevó a descubrir el argón y radón.

Él decía «puedo decir que, en mi opinión, la verdadera religión y la verdadera ciencia no pueden estar en contraposición».

2) Guillermo MARCONI, premio Nobel de Física 1909

Fue un ingeniero e inventor italiano a quien le debemos las bases para la invención de la radio.

“Cuanto más trabajo con los poderes de la naturaleza, más siento la benevolencia de Dios hacia el hombre, entre más cerca estoy a la gran verdad de que todo depende del Eterno Creador y Sustentador, más siento que la así llamada ciencia, con la que estoy ocupado, no es más que una expresión de la Voluntad Suprema, que tiene como objetivo acercar a la gente entre sí con el fin de ayudarles a comprender mejor y mejorar”. Guillermo Marconi.

TE PUEDE INTERESAR:  7 Sacerdotes tan "ignorantes" que son admirados por la comunidad científica

3) Max PLANCK, premio Nobel de Física 1918

Fue un famoso físico alemán que hizo muchos aportes a la física cuántica recolucionando la forma de entender el átomo y los procesos subatómicos.

En 1937 dio una conferencia sobre fe y religión en la que afirmó lo siguiente:

«No importa dónde y qué tan lejos veamos; en ningún lugar encontramos una contradicción entre la religión y la ciencia. Por el contrario, nos encontramos con una completa concordancia en los mismos aspectos de importancia decisiva. La religión y la ciencia no se excluyen entre sí, como muchos contemporáneos nuestros creerían o temerían. Se complementan mutuamente y se condicionan la una a la otra».

4) Werner HEISENBERG, premio Nobel de Física 1932

A lo largo de su carrera científica realizó importantes contribuciones a la teoría de la hidrodinámica de flujos turbulentos, al estudio del núcleo atómico, el ferromagnetismo, los rayos cósmicos y las partículas subatómicas. Formuló también el famoso «principio de incertidumbre», una expresión matemática que enuncia que la trayectoria del electrón es impredecible puesto que no se sabe su ubicación ni velocidad en el átomo.

A él también le debemos estos célebres pensamientos:

«El primer sorbo de la copa de la ciencia te vuelve ateo, pero en el fondo del vaso Dios te está esperando».

TE PUEDE INTERESAR:  Video: Fraile Franciscano es elegido "El Mejor Maestro del Mundo"

«Nos podemos consolar en que el Buen Señor Dios conocería la posición de las partículas, y por lo tanto, Él podía permitir que el principio de causalidad siguiera teniendo validez».

5) Victor FRANCIS HESS, premio Nobel de Física 1936

Fue un físico austriaco, descubridor de los rayos cósmicos, estudioso de la física de astropartículas, la radiología, la espectroscopía, y la astrofísica en general. 

«¿Un buen científico puede creer en Dios? Creo que la respuesta es «sí». En primer lugar, un científico, más que cualquiera de los demás académicos, pasa su tiempo observando la naturaleza. Su tarea es ayudar a descifrar los misterios de la naturaleza. Llega a maravillarse con estos misterios. Por tanto, no es difícil que un científico admire la grandeza del Creador de la naturaleza. De esto viene solamente un paso para adorar a Dios». V. F. Hess.

6) Charles H. Townes, premio Nobel de física 1964

Fue un prominente físico experimental, científico e investigador estadounidense, mejor reconocido por haber desarrollado los primeros dispositivos másers y lásers.

De 1966 a 1970, Townes fungió también como el Presidente del Comité Científico Asesor de la N.A.S.A. en el programa Apolo, que llevó al ser humano a la luna.

«La ciencia y la religión son a menudo vistas como aspectos separados de nuestras creencias y nuestra comprensión, pero la religión es un esfuerzo por comprender el propósito de nuestro universo y la ciencia un esfuerzo por comprender su naturaleza y sus características, por lo que las dos están necesariamente relacionadas […] Creo firmemente en la existencia de Dios, basada en la intuición, la observación, la lógica y también el conocimiento científico». Charles H. Townes.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿El Papa Francisco dijo que es mejor no ir a la Iglesia y ser ateo?

7) William D. Phillips, premio Nobel de Física 1997

Es un científico estadounidense que fue galardonado con el Premio Nobel de la Física en 1997, por haber desarrollado“métodos para enfriar y atrapar átomos con luz láser«, y por haber inventado el «Zeeman slower«, una técnica para reducir el movimiento de los átomos gaseosos con el fin de estudiarlos detalladamente.

«Muchos científicos también son personas con fe religiosa bastante convencional. Yo, un físico, soy un ejemplo. Creo en Dios como un Creador y como un amigo, esto es, creo que Dios es personal e interactúa con nosotros».

«Creo en Dios. De hecho, creo en un Dios personal que actúa en e interactúa con la creación. Creo que las observaciones sobre el orden del universo físico, y el aparentemente excepcional ajuste de las condiciones del universo para el desarrollo de la vida indican que un Creador inteligente es responsable. Yo creo en Dios por una fe personal, una fe que es consistente con lo que conozco acerca de la ciencia».