A veces la carga diaria, las tentaciones del mundo, las decepciones por errores cometidos por miembros de la Iglesia, o nuestra propia debilidad nos hace pensar que tal vez no tomamos una buena decisión al ser Católicos. ¡Pero animo! Aquí te dejamos 5 razones para que recuperes la convicción.

1) Esta es la Iglesia que Cristo fundó

¿A dónde irías si precisamente la Iglesia es el lugar que Cristo instituyó para que conozcamos más de Él? Jesús nos llamo a todos a permanecer unidos, y puso a Pedro como primer papa para confirmar en la fe a toda la Iglesia.

2) Somos la Iglesia más atacada en toda la historia

Ok… en principio puede que eso no suene muy alentador, pero si lo piensas bien ¿acaso eso no fue lo que el Señor dijo que viviría su Iglesia? Así que si buscamos a la Iglesia de Dios, es lógico que sea la más atacada por este mundo. Pero ánimo, Dios mismo nos dijo que sufriríamos a causa de su nombre, pero que por eso seríamos bienaventurados.

3) Tienes un sin fin de opciones para vivir tu camino de santidad

Dentro de la Iglesia puedes formar un matrimonio, ser misionero, sacerdote, o alguna otra opción. Y dentro de cada una de estas opciones puedes ser guiado por el ejemplo de innumerables santos… ¿Dónde más encontrarías tantos medios para santificarte?

4) Somos una iglesia universal

Sin importar el lugar del mundo en el que te encuentres, siempre podrás encontrar cerca un templo católico en el que puedes compartir la misma fe que en la parroquia de tu barrio.

5) Cristo esta aquí todos los días, muy cerca de ti

¡En la Santa Eucaristía! Ningún otro lugar, secta o religión tiene el privilegio de ver a Cristo vivo entre ellos, esperando unirse a nosotros en la Santa Eucaristía. ¿A dónde más irías?