Se suele encontrar en internet innumerables artículos con extensas listas de cantos no litúrgicos, es decir que no son apropiados para ser usados en la Santa Misa. También hay otros con cantos que sí se pueden usar en Misa. Sin embargo, muchas veces conocemos cantos que no aparecen en dichas listas y nos preguntamos ¿este canto será apropiado para la liturgia?

Así que en este artículo te daré 3 tips para saber si un canto es apropiado o no para la Santa Misa. Pero primero debo confesarte algo. Eso de “tips” es una trampa que me inventé, un pequeño recurso con algo de clicbait para que entres aquí. En realidad no son “tips”, son reglas muy claras establecidas por la propia Iglesia, especialmente en el Motu Proprio TRA LE SOLLECITUDINI del Papa San Pío X sobre la música sagrada. Así que ten la seguridad que aquí no te estoy dando mi opinión, te estoy mostrando lo que la Iglesia viene enseñando hace mucho tiempo.

Nota: En cada “tip” estoy poniendo una aplicación práctica para que se comprenda mejor. ¡Comencemos!

Tip 1: Santidad

La Iglesia Católica enseña que toda música apropiada para la Santa Misa “debe ser santa y, por lo tanto, excluir todo lo profano, y no sólo en sí misma, sino en el modo con que la interpreten los mismos cantantes”.

TE PUEDE INTERESAR:  El Papa Francisco le dice NO a lista de precios por los Sacramentos

En la Iglesia algo profano no es necesariamente algo malo o pecaminoso. Es simplemente algo cuya naturaleza no sea sagrada; en este caso, es todo aquello que no fue pensado para la liturgia.

Ejemplo 1:

¿La canción “Color esperanza” de Diego Torres se puede usar en Misa?
Respuesta: Diego Torres compuso dicha canción con fines comerciales, no litúrgicos. Por lo tanto no es apta para ser usada en la Santa Misa.

Ejemplo 2:

¿La canción “Cuando levanto mis manos” se puede cantar en Misa?
Respuesta: Dicha canción fue compuesta por el músico pentecostal Samuel Hernández. Los pentecostales no creen en la presencia real de Jesús en la Eucaristía, por lo tanto no creen que la Misa sea un lugar donde Jesús se haga sacramentalmente presente, así que nunca componen pensando en la liturgia. Por lo tanto dicha canción (y todas las canciones de autores protestantes) no son aptas para la Misa.

Tip 2: Arte verdadero

La Iglesia Católica enseña que todo canto litúrgico “debe tener arte verdadero, porque no es posible de otro modo que tenga sobre el ánimo de quien la oye aquella virtud que se propone la Iglesia al admitir en su liturgia el arte de los sonidos“.

TE PUEDE INTERESAR:  Sujeto interrumpe con blasfemias Misa en vivo por EWTN e intenta llegar hasta el Altar

Es decir, para la Iglesia un canto litúrgico tiene arte verdadero solo cuando nos ayuda a interiorizar el sentido de la liturgia, no cuando nos distrae de él.

Ejemplo 1:

¿El “Padre Nuestro” con la música de Los Sonidos del Silencio es litúrgico?
Respuesta: Para los mayores esta melodía les trae a la memoria canciones de moda de los 60’s que fue cuando se popularizó aquella canción de Simon & Garfunkel. Para nosotros los más jóvenes lo que nos trae a la memoria son esos momazos sad en los que pasa algo triste y al final del video el chiste es precisamente la primera parte de esa canción que dice “Hello darkness, my old friend”. Así que definitivamente no nos ayuda a interiorizar el verdadero sentido de la liturgia, por lo tanto no puede ser usada en Misa. Además, al ser una melodía concebida con fines comerciales, se trata de un elemento profano, por lo tanto también va contra el primer punto de este artículo.

Tip 3: Universalidad

Finalmente, la Iglesia también enseña que todo canto litúrgico “debe ser universal, en el sentido de que, aun concediéndose a toda nación que admita en sus composiciones religiosas aquellas formas particulares que constituyen el carácter específico de su propia música, éste debe estar de tal modo subordinado a los caracteres generales de la música sagrada, que ningún fiel procedente de otra nación experimente al oírla una impresión que no sea buena”.

TE PUEDE INTERESAR:  ¿Son necesarias las Misas de Sanación? Este testimonio te dará una nueva perspectiva

La Iglesia admite en la liturgia melodías propias de cada región. Se pueden crear cantos nuevos para la liturgia con diversos estilos musicales y en diversas lenguas, sin embargo estos deben ser compuestos e interpretados de tal manera que no pierdan Santidad y Arte verdadero.

Ejemplo 1:

Sumac es un canto en quechua compuesto en un género musical popular del Cuzco, Perú y la letra es una traducción del Santo que todos rezamos o cantamos en Misa. A pesar de no ser gregoriano, cumple con los 3 puntos expuestos en este artículo. Les comparto este bello Santo en quechua.